in

China Dice Que Puede Haber Encontrado Rastros De Vida Extraterrestre




La verdad puede estar ahí fuera… en el otro lado del mundo.

Las autoridades chinas afirman parecer descubrir señales de vida extraterrestre en forma de señales electromagnéticas de banda estrecha. ¿Cómo saben que no son interferencias de radio? ¿Con qué métodos determinan el origen de las señales? Sigue mirando para descubrirlo.

No es la primera vez que una fuente cercana al gobierno chino dice que pueden tener pruebas de vida en otros planetas. En el 2021, una cuenta no verificada que pertenecía a la Administración Espacial Nacional China twitteó:

“¡Con gran ceremonia anunciamos la confirmación de vida inteligente!”

Esto, como era de esperar, sorprendió y confundió a muchas personas que intentan averiguar qué significa. Aunque la cuenta no estaba verificada, fue seguida por otras agencias espaciales con cuentas verificadas, incluyendo el Comando Espacial de Estados Unidos.

Ese año también se puso en marcha el Proyecto Galileo, un intento dirigido por un grupo de científicos de Harvard para buscar vida más allá de la Tierra. El proyecto utiliza una combinación de investigación, inteligencia artificial y telescopios para aplicar la “física conocida” para explicar los objetos físicos recién observados. El proyecto Galileo no pretende examinar las pruebas anteriores de interacción con los extraterrestres, pero varios organismos ya lo están haciendo. En junio del 2021, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional del Gobierno de EE.UU. anunció la creación de un grupo destinado a examinar las pruebas de ovnis.

Las últimas afirmaciones se hicieron luego de que el telescopio Sky Eye detectara “varios casos de posibles rastros tecnológicos y civilizaciones extraterrestres fuera de la Tierra”. A diferencia del año pasado, estas recientes afirmaciones provienen de una fuente oficial y fueron divulgadas por el periódico oficial del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China. El encargado de hacer el anuncio fue el profesor Zhang Tongjie, científico jefe del Grupo de Investigación de Civilizaciones Extraterrestres de la Universidad Normal de Pekín.

Tongjie describió el descubrimiento como una serie de señales electromagnéticas de banda estrecha. Esas señales podrían provenir de una civilización extraterrestre lejana, o podrían ser interferencias de radio, pero eran lo suficientemente anómalas como para llamar la atención. Se llevan a cabo más investigaciones para deducir qué son y de dónde proceden.

El telescopio Sky Eye se completó en el 2016 y se abrió a los científicos internacionales en el 2021. Con un diámetro de 500 metros, Sky Eye es más grande y tres veces más sensible que el telescopio del Observatorio de la Universidad de Arecibo, que tuvo el récord de telescopio más grande por más de 50 años. En un periodo de 47 días en el 2019, el telescopio captó más de 1.600 estallidos de radio rápidos, el mayor conjunto de estallidos de radio rápidos jamás registrado. Se teoriza que las civilizaciones extraterrestres podrían ser una fuente de estos estallidos, pero tal como están las cosas ahora, los científicos no saben sus orígenes.

Los telescopios nos permiten ver objetos lejanos ampliando y enfocando la luz que rebota en ellos. Los radiotelescopios funcionan de forma similar y pueden utilizarse para observar objetos mucho más lejanos. El Observatorio Nacional de Radioastronomía define un radiotelescopio como un instrumento que “recoge ondas débiles de luz de radio, las enfoca, las amplifica y las pone a disposición para su análisis”. Además de servir para recoger la “luz de radio” de los objetos del espacio, los telescopios también pueden utilizarse para transmitir y reflejar la luz de los planetas del sistema solar. Los telescopios son sensibles, según NRAO:

“La señal de un teléfono móvil es mil millones de veces más potente que las ondas cósmicas que detectan nuestros telescopios”.

Esta sensibilidad permitió a los radiotelescopios captar indicios de objetos situados a una distancia de hasta 13.000 millones de años luz, según SciTechDaily. Los telescopios también pueden ser enormes, y el más grande — el ya mencionado Sky Eye — tiene 500 metros de diámetro. Los radiotelescopios también pueden estar dispuestos en grandes conjuntos.

Una de las cosas más confusas que suelen detectar estos telescopios son las ráfagas de radio rápidas. Una ráfaga de radio rápida es una onda de radio que dura una fracción de segundo y que los científicos creen que proviene de un lugar lejano del espacio, aunque no se descubrió el origen de las ráfagas. Se descubrieron por primera vez en el 2007 y fueron captadas por radiotelescopios de gran tamaño en todo el mundo. Los científicos solo registraron unas pocas ráfagas, pero el telescopio chino Sky Eye empezó a registrar cientos de ráfagas.

Lee El Artículo Completo (en Inglés): https://www.slashgear.com/896630/china-says-they-may-have-found-traces-of-alien-life/

Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Demi Lovato on Believing in Aliens, Cutting Head on a Giant Crystal & Being in a Mosh Pit

ఆకాశంలో ఏలియన్స్‌ చక్కర్లు…షాక్‌లో అమెరికా ప్రజలు..! – TV9